Doctor Elías del Río: “Lo exagerado termina siendo antiestético”

Publicado por  //  9 febrero, 2015  //  Equipo Médico  //  No hay comentarios

La belleza natural es algo que todo ser humano busca en su día a día utilizando todo tipo de técnicas, tratamientos o avances tecnológicos. Pero realmente la belleza que buscamos, parte de la confianza asentada en uno mismo y de vivir la naturalidad de la misma forma. El Doctor Elías del Río nos cuenta en la entrevista como poco a poco la naturalidad se ha implantado en una sociedad cada vez más asentada en una belleza artificial y menos natural.

La proporción áurea determina que las personas más simétricas son más atractivas. ¿Siempre es así? ¿Esa pauta funciona en todo el mundo?

La simetría es un concepto estético mientras que la belleza es un concepto cultural. De tal forma que siendo un concepto con validez teórica, en la práctica observamos que la simetría muchas veces resta personalidad a un rostro y que hay asimetrías que contribuyen a que una persona sea más bella.

Por otro lado la empatía y la atracción se basan en aquello que es diferente.  

El Dr. Marquard desarrolló unas máscaras geométricas que se apoyan en las matemáticas para medir el índice de belleza humana. ¿Qué opinión le merecen esas máscaras? ¿Cree que una máscara puede funcionar como “plantilla” de un canon de belleza?

 Las plantillas del Dr. Stephen Marquardt se basan en la llamada proporción aurea en los que se considera agradable una relación entre longitud y anchura de aproximadamente 1.618. Es un elemento que permite “medir” algo tan abstracto como la belleza, pero solo encaja en rasgos caucásicos y se le suele achacar que se ajusta mejor en los rostros femeninos con un perfil masculino.

No considero que sirva para un canon de belleza en tanto hay rostros muy feos que encajan perfectamente y rostros muy bellos que no lo hacen

Observando los rostros operados de muchas famosas vemos que cuanto más simétricos, ¿no somos menos naturales?

Esa falta de naturalidad no se circunscribe únicamente a la simetría de la cara sin también a las proporciones de los distintos elementos faciales y su relación entre ellos.   

Sin embargo los cirujanos siempre hablan de “naturalidad” para conseguir un buen resultado. ¿Dónde está el verdadero canon?

Considero que el concepto de naturalidad actualmente en Medicina estética encaja con lo moderado y lo preciso en contraposición a lo excesivo. Lo exagerado termina siendo antiestético.

Durante la juventud, el rostro femenino presenta un triángulo invertido donde la mayor anchura se define al nivel de la línea de los pómulos y el vértice inferior se situaría en la barbilla: el Triángulo de la Belleza. Con el paso del tiempo, las caras envejecen y se produce una inversión de este triángulo debido a la flacidez. La recuperación de dicho triángulo en el rostro femenino es el canon de belleza sobre el que mas habitualmente trabajamos.

¿Tenemos todos un perfil mejor que el otro? Si, en general tenemos un perfil más duro y otro más dulce.

¿Cómo podemos saber (nosotras en casa) cuál es nuestro perfil bueno?

Mirándose al espejo uno puede sacar algunas conclusiones pero para quien posea un Smartphone existen multitud de aplicaciones que desdoblando un Selfie nos mostarán la simetría de nuestro rostro desde ambos lados.

¿Cómo podemos corregir sin cirugía? (zonas estratégicas del rostro que hay que iluminar, dónde crear volúmenes, etc.)

Como ya he comentado antes, un elemento que nos devolverá la belleza será recuperar el triangulo de la belleza, que en general pasa por restaurar, de una manera medida y precisa los volúmenes perdidos en el tercio medio de la cara, así como combatir la flacidez y el descolgamiento del tercio inferior.

¿Qué es lo primero que delata la asimetría facial?

La mayoría nacemos asimétricos y eso, como he dicho, no significa nada en términos de belleza.

Un rostro bello, ¿Lo es a ojos de un cirujano y de un hombre de a pie?

Depende, hay bellezas indiscutibles pero he odio multitud de veces tachar de feas a personas que no solo no me lo parecen sino que incluso me parecen guapas. Con lo cual la belleza es un concepto individual, de cada uno. Lo que es indudable es que un medico que se dedique a la estética tiene que saber donde radica la belleza de una persona y donde están sus puntos de mejora.

Distinga las cualidades de un rostro bello y un rostro atractivo

Para las mujeres: ojos grandes, pestañas largas, pómulos redondeados, nariz pequeña, labios carnosos, óvalo facial.

En cualquier caso mas allá de esas cualidades individuales importa la relación de todas ellas y la armonía, de tal forma que mientras todos estos elementos contribuyan colectivamente a feminizar el rostro de una mujer, ésta será considerada bella (independientemente del hecho de que tenga una nariz grande, por ejemplo)

¿Nos puede decir algún caso de personaje famoso en que las diferencias entre un perfil y otro sean muy claras?

La misma Marilyn Monroe tenía un rostro asimétrico, aunque no tanto como Paris Hilton o Cindy Crawford.

Dr. Elías Del Río

Doctor Elias Del Rio-4

 

 

 

Sobre el autor

Ver todas las publicaciones de