¿Qué decir del ácido hialurónico y sus “casi infinitas” aplicaciones?

Publicado por  //  7 Agosto, 2015  //  Tratamientos de belleza  //  No hay comentarios

Comparto con vosotros una reciente noticia que me ha gustado especialmente, ya que se trata de la alianza de una actriz verdaderamente atractiva y que, a pesar de su edad o debido a ella, muestra una belleza espléndida, sin estridencias ni distorsiones que la hacen parecer auténtica y no resultado de una intervención o photoshop.
Sharon Stone se alía con Galderma en su campaña mundial para demostrar los resultados de aspecto natural en la vida real de los tratamientos estéticos.

Sharon Stone pondrá a prueba los rellenos de ácido hialurónico y skinboosters en una campaña única; los detalles y resultados de este reto se darán a conocer durante un acto que se celebrará en mayo y cuya iniciativa tiene como objetivo promover la confianza en los tratamientos estéticos mediante la demostración de los resultados de aspecto natural en la vida real.

Es verdad que a nadie le gusta envejecer y menos envejecer mal, pero lo que realmente no aceptamos (y me incluyo) , es que para mantenernos con buen aspecto a cualquier edad tengamos que parecernos a quien nunca hemos sido.
Es un reto para todos los médicos cumplir las expectativas de nuestros pacientes, que muchas veces se resumen al deseo de obtener y conservar el mejor aspecto que puedan a cualquier edad, de una forma natural, sin renunciar a sus rasgos ni sus gestos solamente disminuyendo la profundidad de un surco, relajando la tensión que refleja el estrés cotidiano o borrando las manchas que el sol deja en nuestra epidermis cada verano.
Entre nuestros aliados contamos con el ácido hialurónico, tan versátil y tan sútil, consigue hidratar, favorece la formación de colágeno, rellena un surco cuando es necesario, útil para disimular cicatrices.
Su aplicación se puede realizar en la cara, en el escote y en las manos. Es tan adaptable y elástico que nunca resulta artificial y, en manos de un buen profesional, los riesgos son mínimos.

 

Sobre el autor

Ver todas las publicaciones de